«Y los que lo tocaban se sanaban»

(Mc 6, 56)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios